Emprendedores

¿Cuántas veces dejaste de hacer algo porque sentías que no hacía la gran diferencia?

Consejos para tu negocio

¿Cuántas veces dejaste de hacer algo porque sentías que no hacía la gran diferencia? Yo, muchas🙋🏻‍♀️

Por ejemplo, me propuse caminar 5 minutos por día, me lo propuse de verdad, pero después lo deje de hacer, no le veía sentido, me parecía que no me cambiaba nada…

Uff, y si lo llevo a la vida en general puedo contar cientos de veces que dejo de hacer cosas porque parecen “insignificantes”

Pero me di cuenta que eso pequeñito que hacemos todos los días, por la salud, por nuestro emprendimiento, por la familia, por el otro, SÍ marca la diferencia a largo plazo.

No subestimes el poder de la constancia, no importa que sea a cuentagotas.

Esa necesidad de querer todo ya, de ver los resultados rápidos, nos quita la motivación y terminamos no haciendo nada. Los años pasan y estamos siempre en el mismo lugar o peor. Parece que siempre es a todo o nada, sin punto medio.

Hay que cambiar el chip, y entender que nadie nos apura, hacerlo a nuestro tiempo, pero hacerlo. Y sobre todo no compararse con el tiempo que a los demás les lleva hacer las cosas.

Sostener las acciones, transformarlas en un hábito en la vida diaria, es parte del proceso del cambio. Esto aplica a todo, comer más sano, fumar un cigarrillo menos, levantarse una hora más temprano, dedicarle 30 minutos a una capacitación, cualquier cosa que te lleve de a poco al lugar, a la vida que quieras vivir y a la persona que querés ser.

@mamaemprendearg

Fuente: Alejandra Leguizamón . Mamá Emprende. https://mamaemprende.com.ar/blog/

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba